ELECCIONES LOCALES EN BOLIVIA:¿SE PUEDE EXTRAPOLAR EL RESULTADO DE ELECCIONES LOCALES A NACIONALES? por Pablo Stefanoni

31 de marzo 2015

 

bolivia_elecciones-movil

 

Cualquier análisis de las elecciones locales (gobernadores y alcaldes) de hoy en Bolivia debe tener en cuenta de que los resultados en este tipo de elecciones tienen una lógica diferente a las nacionales. Eso ya se vio con varias derrotas del MAS en marzo de 2010 luego del triunfo arrollador de Evo a fines de 2009 con el 64%.

Pero eso no quita que el resultado del MAS en las elecciones de domingpo pasado sea malo. Un elemento nuevo es que el MAS perdió todo en La Paz: la alcaldía que no tenía (pero empeoraría los resultados), la alcaldía de El Alto, “la ciudad aymara rebelde” y la gobernación del departamento que antes ganaba hasta con el Pato Donald de candidato. En el caso de El Alto, el candidato del MAS y actual alcalde Edgar Patana era un candidato pésimo: acusado de ineficiencia y corrupción. La joven Soledad Chapetón “La Sole” (35 años, Unidad nacional, centro) venía creciendo desde 2010 y cosechó el inconformismo, el fastidio con una dirigencia entongada al aparato de la alcaldía y las ansias de cambio y de “progreso” de la ciudad. En Chuquisaca, el candidato campesino “disidente” y apoyado por gran parte de las organizaciones, Damián Condori, dio la sorpresa. En el caso de la gobernación de La Paz, el ex ministro de Evo y hoy opositor, el intelectual aymara Félix Patzi le sacó una gran ventaja a la candidata del MAS Felipa Huanca. Ser mujer campesina -sumado a denuncias de malos manejos de dineros del Fondo Indígena- no la ayudaron a ganar donde hasta hace poco el MAS era ficha puesta.

Las amenazas del gobierno de no financiar proyectos donde gane la derecha además del rol del Tribunal Electoral (percibido como sesgado) no ayudaron e incluso fueron contraproducentes. A ello se suma a la dificultad del MAS para construir prestigio en la gestión local (donde el oficialismo no tiene buena imagen, a diferencia de la gestión nacional) y una cierta tradición de distribuir el poder de los votantes bolivianos (no hay que olvidar que en las elecciones del año pasado Evo ganó con el 61%, consiguiendo 2/3 del Parlamento). Mientras que en octubre de 2014 el MAS ganó todas las diputaciones uninominales de la ciudad de La Paz, ahora fue derrotado con gran ventaja por el actual alcalde Luis Revilla (centroizquierda, Sol.Bo).

En 2010 tuve el mismo debate: ¿se puede extrapolar el resultado de elecciones locales a nacionales? No. ¿Le fue mal al MAS? Sí. Pero las razones son tan múltiples como las propias realidades locales en Bolivia.(esas realidades y pujas diversas son más importantes que el sesgo del Tribunal electoral, etc). Y las propias realidades del oficialismo en cada región, que emergen con fuerza cuando no está Evo de candidato.

El domingo no ganó una oposición unificada (hay una enorme dispersión de ganadores) y en muchos casos la derrota se debe a peleas intra-MAS , una especie de confederación de geometría variable de organizaciones sindicales. Eso se ve en La Paz, donde los propios campesinos, por buenas y malas razones, no querían a Felipa Huanca de candidata (el candidato “natural” era Eugenio Rojas, además varón), el voto a Patzi fue con voto cruzado (el MAS tendrá mayoría en la Asamblea Departamental). El caso de Chuquisaca es interesante: Damián Condori, encabezó el malestar de las organizaciones frente a la repostulación de Esteban Urquizu (también campesino) apoyado desde el Poder Ejecutivo.

Eso no quiere decir que el MAS no haya tenido un serio traspié ayer, lo tuvo y tendrá que analizarlo seriamente, pero creer que esto expresa el agotamiento del poder del MAS puede servir de autocompensación psicológica para una parte de la oposición, pero no para pensar estos 5 años. Posiblemente quien vivió ayer como una derrota personal los resultados sea David Choquehuanca, responsable de la campaña en La Paz.

Habrá que ver si los liderazgos emergentes, como Revilla en La Paz y Rodrigo Paz (electo alcalde de Tarija e hijo de Jaime Paz Zamora) dan para proyectar nuevas figuras de la oposición.

 

Únete a la conversación

3 comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *