25 de Noviembre 2016

El mundo no ha dejado de mirar a Cuba en sesenta años. Hay putas desde Uganda hasta Suecia pero se ocupan de las putas de la Habana, hay inequidades en Suiza y Dinamarca pero enfatizan las de Cuba, hay malos funcionarios en Alemania y en las puertas del cielo pero joden a Cuba por su burocracia, hay suburbios terribles en Sao Paulo, Mexico, Paris, el Bronx de New york pero joden con las casas en la mierda de la Habana vieja…que Sera?

La hediondez de la política dominante se expresa en el júbilo de los que detentan el poder y en  las frustraciones de quienes lo añoran. Ojala algún día el ser humano sea libre y alcance la dignidad posible para barrer con la política y dedicarse a la poética. Existencialmente está demostrado en la historia que las mejores realizaciones humanas se han gestado desde las ciencias y las artes, y que las peores fueron, desde la presencia del estado y su flujo inmundo, la verborrea política electoral. Jamás en la vida he alzado una bandera que no sea la de la revolución.

Soy un ácrata confeso con orígenes marxistas que se hizo, mirando, admirando, criticando y amando a Cuba. Aun porto mi bandera roja y negra que no se junta a las verdes banderas de los bandidos, pero jamás dejare que el poder  me caiga a patadas como a muchos y me derrote en el costado derecho de la derecha criminal. Cuando me da prurito por algunas contradicciones de la vida política o la conciencia, me voy a Cuba para ratificar mis utopías o para mandar todo a la reverenda mierda. Les contaré de mi último viaje…llegue a Cuba con la esperanza de ver por última vez a Fidel y no lo logré…la plaza en el primero de mayo ya no lo recibió por su postración.

Pero pocas horas antes en el aeropuerto José Martí me recibió Fidel, atrás de un enorme cartel con su saludo; revolución es cambiar todo lo que debe ser cambiado, es responsabilidad y sentido histórico del momento. Le respondí:  ¡Comandante en jefe ordene¡. Y me puse a caminar como siempre lo hago, por los barrios más modestos y al igual que en otras ocasiones, estuve en Marianao, Cayo hueso, Cerro, Centro, buscando  escrutadoramente críticas y verdades. Desde mi primer viaje deseche a todo intento de ser guiado por alguien del partido, por un guía advenedizo, una jinetera o un colega de academias…a pata se ha dicho a caminar por la Habana profunda donde la gente habla  mal y bien de la revolución por donde hay colas y resabios, por donde hay alegría y militancia

La Habana oculta da rabia y alegría, rabia de ver tanta casa linda hecha pedazos y da felicidad ver no poder ver niños en las calles, por la presencia absoluta  en las escuelas, los balcones reciben la intensión estética de pintarlas, hay mejorías en el trasporte público, colectivos articulados chinos se han incorporado y la gente empieza a trasladarse con dignidad. Ya no están los románticos y sensuales camellos con sus efectos o afrodisiacos o de mala indignación  por el exceso de roce social.  La revolución ha decretado libre circulación de vehículos legalizando taxis particulares. Miles de vehículos de la década de los cincuenta y sesenta se han trasformado en taxis privados que sirven a la movilización de las personas y le dan a Cuba  el más bello y nostálgico paisaje urbano. Todo turista se queda maravillado con los juguetes del tiempo; carros de sesenta años, americanos  de hecho, que con excelente vitalidad recorren las calles de toda Cuba gracias a la creatividad y las repuestos Made in Cuba.  Y frente a capitolio hasta encuentro sanduches de chancho que estaban baratos y aunque no son de la calidad de mi Guayaquil, los mejores del mundo,  son aceptables y aptos para el consumo humano de chiros, mochileros, hippies mundanos,  y cubanos.

En las esquinas hay menos colas ante la parada de buses. El que llega pregunta cuál es el último y respeta el momento bajo un árbol o sentado en una butaca, igual ocurre en centros de suministro. En la guaguas (colectivos) al subir los ancianos los adolescentes hombres y mujeres casi se diputan por dar el asiento a los jubilados…venga abue…si una persona enferma sube solo tiene que decir estoy enferma para que en forma inmediata alguien se ponga de pie. Suena una canción de Arjona, Sakhira o Ana Gabriel y las chicas cubanas cantan en coro… Belleza…

La regeneración humana le da también contenido a la regeneración urbana y la Habana se esta transformando en la ciudad más bella de Iberoamérica. Miles de edificios se están reconstruyendo con el apoyo de la UNESCO y las calles con sus casas del malecón, Centro Histórico, Vedado, el Morro dan cuenta de la dimensión ética política y estética de la amada Cuba.

No hay nada que acotar sobre las bondades del sistema de educación, salud  y cultura, siguen siendo modelos de desarrollo y ejemplos para la humanidad  sobre todo para los países pobres. Pero si me encabronó ver a un profesor de la maestría, un crédito mundial PHD en bicicleta, y más me jodió ir a pegar un cague en casa de una académica y encontrar un clavo grandote con paginas recortaditas del Granma con destino nefasto para las posaderas, con la mismísima cara de Fidel.  Se lo digo a mi amiga cubana  que dejando a lado el materialismo dialectico exclama: ¡ave María purísima¡

Me voy solitario y me da alegría  que el cine cuesta  aun doce centavos de dólar, libros a cincuenta centavos de dólar, pasaje a medio centavo, luz agua y teléfono a sesenta centavos, el estado continua entregando la exigua tarjeta de alimentación y ropa (limitada) Un cubano protesta pero chico “solo ganamos entre veinte y treinta dólares” entonces yo le digo. Pero yo gasto 40 dólares en luz, treinta en agua y treinta en teléfono, doscientos  en el pago a mi hija a la universidad, 200 en trasporte y todo tiene costo. En resumen el cubano reconoce que ganamos iguales pero él tiene mayores garantías sociales.

Pero honestamente, sí me emputa que un libro cueste cincuenta centavos de dólar y la mantequilla tres dólares y me emputa que aún las putas sigan pululando alrededor de los hoteles, aunque  han triplicado sus tarifas 100cuc, lo que define  que en términos de mercado se ha restringido la oferta (menos putas) frente a una  mórbida demanda creciente, a la cual por supuesto me rehúso a incorporarme pese a las tentaciones y lo hago porque no existe peor infestación de la belleza que la que emana del dinero. El amor es otra cosa.

Estuve  camino a Santa Clara y decenas de pueblos campesinos dan cuenta del cambio, las consignas nuevas de Fidel: Revolución es honestidad, revolución es libertad, revolución es decir siempre la verdad, revolución es amor a la tierra. En Sta. Clara sigue el Che impoluto y altivo observando a los peregrinos rojos de todo el mundo que llegamos a rendir cuentas de nuestros actos y nuestra Fe. Una joven comunista  china casi brinca de alegría porque junto al Che esta la tumba del guerrillero peruano EL CHINO. Ella cree que ha nacido en China y ha muerto junto al Che, pero le explico que en América Latina se le dice chino a quien tiene los ojos rasgados. Ella se derrota con tristeza. Me siento culpable.

Al despedirme del Che me voy repitiendo su consigna: revolución socialista o caricatura de revolución.

Los últimos momentos en la Habana son mágicos, una carretilla de negocio personal con letras chuecas ha sido bautizada con granizado liberaron a los cinco. Me percato de algo mas, poca política se vive en el ambiente cubano, la TV es pura salsa, rock, boleros y Son, los noticiarios son escuetos. Funciona bien el ministerio de turismo pero nadie sabe quién es ministro,  lo que acá se llama actores políticos en Cuba se llama pueblo. El gran protagonista  de Cuba con su alegría cotidiana, solo alterada cuando el partido convoca  una gran marcha contra el imperialismo o por la solidaridad internacional. Una mas Silvio Rodríguez anuncia una gira por los barrios de la Habana. Comprendes Mendez.

Veo en los vitrales ya en el aeropuerto José Martí un letrero me dice para no olvidarlo nunca En  el mundo hay cincuenta millones de niños en las calles ninguno es cubano. Agrego emocionado; además no hay asesinatos, violaciones, accidentes a toda hora, agresiones e irrespeto.

FIDEL

Solo por un hecho Fidel debería ser declarado el hombre del milenio. Gracias a Fidel y los internacionalistas cubanos se rompió el eslabón de la cadena racista en África. Lo reconoció Mandela y cuando fue presidente de Sud África el primer país que visita es Cuba y agradece y se da un abrazo con Fidel. Sin la revolución cubana ni Obama existiría políticamente.

La muerte de Fidel nos convoca al retorno del romanticismo y repito con Rubén Darío “quien que es no es romántico”. La historia de Cuba es la historia del mundo en particular de los pueblos que buscan justicia. El pensamiento libertario y la filosofía saben hacer una pausa ante los grandes cuando mueren y ante los anhelos de los que luchan, Fidel nunca se jubiló como revolucionario, su más grande mérito. Recuerdo a Sartre y a Foucault  haciendo un paréntesis en sus controversias para juntos marchar con los jóvenes de Paris y junto a los revolucionarios de Argelia.

Una verdad: el culto a la personalidad no vi en  Cuba, en todos mis viajes constate que el PCC prohibía retratos monumentos, o veneración a Fidel. Pero los pueblos son rituales y también lo somos los revolucionarios. La ritualidad ante la muerte es además una contundencia en los libertarios existencialistas.

 

LLEGO EL DIA

Despertar y leer la noticia de la muerte de Fidel es casi un desafío de la conciencia frágil. Fidel el referente grande de nuestras utopías, el humano ser y maestro que nos indujo a la dignidad humana, el que puso las escaleras de la atalaya para mirar la historia en perspectiva, el que hizo de los niños la clase privilegiada de su pueblo.

Los errores de la revolución cubana, que son muchos, son los errores de un estado que se fortaleció para defenderse y que miró más de la cuneta, oyó mas de la cuenta y controló más de la cuenta.

Pero cuando se nos va Fidel digamos, Fidel se va a la eternidad y los infames no podrán ensuciar su inmortalidad de rocinante galáctico…Caballo y Cid campeador que muerto hará nuevas  batallas.

Bueno pues, comandante en jefe ordene…organice nuestras conciencias confundidas en un mundo donde la humanidad pierde su sed de ternura y paz…donde revolucionarios se pasan a las filas del enemigo y los farsantes se disfrazan de insurgentes.

Foto: cubaheadlines.com

Únete a la conversación

Sin comentarios

  1. Mis condolencias murió su Mesias. Sólo le recuerdo su doble moral (me refiero a Fidel) que predicaba la equidad pero le gustaba los relojes Rolex y los automóviles Mercedes Benz. El Che, a quien alguna vez admiré hasta que supe de los fusilamientos que ordenó fue más consistente, murió peleando en su lid, Fidel murió viejo en su cama.

  2. Jose El.Noviembre. quien dijo q las luchas cualquieta q sea no han tienenido doble moral. Siempre se habla asi. So hubo gente en esos tiempos q defendian al presidente y Cuando Batista mato abuso y robo nadie comento nada xq era un servil del imperio. Hay cosas q se tienen q hacer por q si hay un perro en el grupo q tiene rabia se lo elimina. De lo contrario contagiara a todo grupo. Es la naturaleza. Si no era asi. Cuba hubiese seguido igual.q en tiempos pasados. Nosotros siempre juzgamos lo malo pero no decimos nada de lo bueno. Aqui ha sido mas bueno q malo. Y eso es lo q tienes q decir. Murio un grade q sera recordado. Paz en su tumba.

    1. Primero: Yo apenas había nacido cuando Batista estuvo en el poder, entonces no puedo saber si “nadie dijo nada”, en todo caso yo no podía estar entre esos “nadie”. La comparación con los perros rabiosos me resulta de lo más chocante, o sea se pueden matar a los perros y a los humanos como si fueran “perros”? Un argumento más allá del fascismo!!!

  3. Estimado José:
    Tal vez no se ha enterado, pero en el verdadero socialismo no toleramos los Mesías, pues con excepción del que dicen que murió en la cruz (lo siento, no soy cristiano), todos los que conozco, sobre todo, contemporáneos y hasta supuestos coidearios, han hecho lo que Tomás indica en el párrafo final.
    No sé qué tiene usted contra los relojes Rolex y los autos Mercedes Benz, ¿Qué marca es su reloj y su auto?
    ¿Que usted los tiene desde siempre y ya está acostumbrado? Eso no le hace, porque el punto importante es que Socialismo no es ni tiene porqué ser sinónimo de pobreza, así como el capitalismo no es ni de lejos sinónimo de riqueza, al menos, generalizada, todo lo contrario, y no creo que necesite una encuesta para comprobarlo (pero si se desea se puede hacer), lo que más existe es la tendencia hacia la pobreza en su manifestación de miseria, inclusive cuando se plantean ciertas “revoluciones”, que para disminuir la apariencia de miseria, sepultan en la pobreza a ingentes masas de trabajadores a los que por tener ingresos y trabajos fijos se acusa de pelucones y otras zanganadas.
    ¿Que murió en la cama? Usted probablemente hubiera preferido que muera asesinado en alguno de ese casi millar de intentos, pero ya ve usted que no, que a veces la vida premia a estos constantes y les permite seguir en la brega hasta poco antes del suspiro final, conscientes, creativos, firmes hasta en la resignación ante la muerte, de la que ya sabemos, solo se lleva el cuerpo que ya no resiste, pero deja intactos los recuerdos y a veces hasta los magnifica.
    ¿Sabe? No conocí a Fidel en persona, ni siquiera en esas visitas que hiciera al Ecuador; tampoco estoy 100% de acuerdo en todo lo que hizo, aunque algunas de ellas las comprendo en consideración al especial contexto en que se debieron hacer, pero hay algo que no se puede negar: su acción nos permitió saber, comprender, que siempre es posible poner fin a las tiranías facistas, que siempre es posible creer y luchar por un futuro y hasta un presente mejor, digno y soberano, y que donde quiera y como quiera que nos llegue la muerte, bien venida sea si es en la búsqueda de esos horizontes, inclusive si en en esos momentos en que la vejez corporal nos obliga a un merecido descanso en el que seguir cultivando la juventud mental.
    ¿Se fue Fidell? Creo que no, creo que está con nosotros, inclusive con usted, que no ha vivido lo que ha vivido si no hubiera sido por ese digno ejemplo de humanidad

    1. Su comentario amerita una explicación:
      1. No tiene nada de malo que Donald Trump o yo tengamos relojes Rolex o aultos Mercedes Benz (a proposito yo no tengo ninguno de ellos), pero Donald Trump o yo no predicamos la equidad (yo si creo que la inequidad excesiva es mala porque conlleva grandes asimetrías de poder), pero Fidel era aladid de la equidad y por ello del socialismo y por tanto, tener relojes Rolex y autos Mercedes Benz es una demostración sino de doble moral al menos de inconsistencia ideológica porque esos objetos son símbolos de gran riqueza material y por tanto de inequidad, si hubiera igualdad total no sería posible que nadie los tenga y menos en un país pobre como Cuba.
      2. Todos los “socialismos reales” inspirados en el socialismo marxista han tenido sus mesias y le voy a citar varios ejemplos: Fidel, Mao, Kim Il Sung, Chavez, Stalin, etc. y Ud. no podriá citar ningún ejemplo contrario. Además hay trabajos teóricos sobre eso como el que Ud. puede leer en:
      http://serbal.pntic.mec.es/~cmunoz11/guille72.pdf
      o http://www.tendencias21.net/espana/Una-nota-sobre-marxismo-como-mesianismo-secularizado_a44.html

    1. 1. No tiene nada de malo que Donald Trump o yo tengamos relojes Rolex o aultos Mercedes Benz (a proposito yo no tengo ninguno de ellos), pero Donald Trump o yo no predicamos la equidad (yo si creo que la inequidad excesiva es mala porque conlleva grandes asimetrías de poder), pero Fidel era aladid de la equidad y por ello del socialismo y por tanto, tener relojes Rolex y autos Mercedes Benz es una demostración sino de doble moral al menos de inconsistencia ideológica porque esos objetos son símbolos de gran riqueza material y por tanto de inequidad, si hubiera igualdad total no sería posible que nadie los tenga y menos en un país pobre como Cuba.
      2. Todos los “socialismos reales” inspirados en el socialismo marxista han tenido sus mesias y le voy a citar varios ejemplos: Fidel, Mao, Kim Il Sung, Chavez, Stalin, etc. y Ud. no podriá citar ningún ejemplo contrario. Además hay trabajos teóricos sobre eso como el que Ud. puede leer en:
      http://serbal.pntic.mec.es/~cmunoz11/guille72.pdf
      o http://www.tendencias21.net/espana/Una-nota-sobre-marxismo-como-mesianismo-secularizado_a44.html
      3. Que murió en la cama, aqui no entiende Ud. el contraste con un verdadero revolucionario como el Che Guevara que si bien ordenó muchos fusilamientos continuó peleando en Bolivia y por tanto murió peleando; entiende la diferencia?
      4. Fue un tirano fascista amigo de Videla y de Francisco Franco.

      Para concluir voy a transcribir una frase del nieto del Che:
      “Llamar Revolución al Estado fue sin duda un gran acierto político de la dictadura castrista,
      y aceptarlo a pies juntillas, el más grave error dialéctico (y no sólo) de la izquierda comunista internacional.”
      Canek Sánchez Guevara.

  4. Su comentario amerita una explicación:
    1. No tiene nada de malo que Donald Trump o yo tengamos relojes Rolex o aultos Mercedes Benz (a proposito yo no tengo ninguno de ellos), pero Donald Trump o yo no predicamos la equidad (yo si creo que la inequidad excesiva es mala porque conlleva grandes asimetrías de poder), pero Fidel era aladid de la equidad y por ello del socialismo y por tanto, tener relojes Rolex y autos Mercedes Benz es una demostración sino de doble moral al menos de inconsistencia ideológica porque esos objetos son símbolos de gran riqueza material y por tanto de inequidad, si hubiera igualdad total no sería posible que nadie los tenga y menos en un país pobre como Cuba.
    2. Todos los “socialismos reales” inspirados en el socialismo marxista han tenido sus mesias y le voy a citar varios ejemplos: Fidel, Mao, Kim Il Sung, Chavez, Stalin, etc. y Ud. no podriá citar ningún ejemplo contrario. Además hay trabajos teóricos sobre eso como el que Ud. puede leer en:
    http://serbal.pntic.mec.es/~cmunoz11/guille72.pdf
    o http://www.tendencias21.net/espana/Una-nota-sobre-marxismo-como-mesianismo-secularizado_a44.html
    3. Que murió en la cama, aqui no entiende Ud. el contraste con un verdadero revolucionario como el Che Guevara que si bien ordenó muchos fusilamientos continuó peleando en Bolivia y por tanto murió peleando; entiende la diferencia?
    4. Fue un tirano fascista amigo de Videla y de Francisco Franco.

  5. http://elperiodico.com.gt/opinion/2016/12/03/socialismo-o-muerte/
    Socialismo o muerte

    Me cuesta entender que personas, supuestamente inteligentes, defiendan a
    un violador de los más fundamentales derechos humanos.

    Federico Bauer Rodríguez

    2016-12-3

    Por razones personales me he privado de publicar mi columna, pero no
    puedo quedar callado ante tanta deshonestidad intelectual que hemos
    leído en relación a Fidel Castro.

    El tema de Fidel ha polarizado a todos los que se expresan en los medios
    de comunicación, incluidas las redes sociales.

    Sus detractores se alegran que por fin dejó de existir, genocida
    violador de los derechos humanos inalienables, quien además exportó sus
    atrocidades a otros países de América Latina.

    Los argumentos de los enemigos de Fidel, y del castrismo, son
    contundentes, y no dejan duda al calificarlo como un sociópata,
    ególatra, que gozaba con asesinar a sangre fría a quien se le daba la
    gana, incluyendo a sus cómplices en la mal llamada Revolución.

    Las cifras de torturados y fusilados, con nombre y apellido, son
    documentadas y se quedan cortas por falta de información completa.

    La miseria material e intelectual del pueblo cubano, exceptuando a los
    allegados a la cúpula castrista, es mas que evidente para cualquier ser
    racional.

    Lo que es sorprendente es que haya quienes se lamentan de su muerte, y
    justifican sus acciones, incluyendo la tortura, el genocidio y la
    servidumbre del pueblo cubano.

    Entre estos seres raros, carentes de principios y de racionalidad,
    encontramos tres grupos:

    Los líderes políticos que apoyaban a Fidel, porque les daba envidia ver
    cómo este sátrapa pudo mantener a Cuba secuestrada por tantos años; cabe
    mencionar a las autoridades religiosas, quienes compiten en el mercado
    de vender fantasías, similares a estos lideres políticos socialistas y
    populistas.

    Los intelectuales, quienes quisieran dirigir los destinos de la sociedad
    “a su manera”, la mayoría son enemigos del mercado, porque consideran
    que los que participan en este no tienen la capacidad para tomar sus
    propias decisiones. Estos “intelectuales” han sido muy tolerantes con
    los dictadores de izquierda, y grandes admiradores de Lenin, Stalin,
    Mao, los hermanos Castro, /et al/.; generalmente han leído la teoría
    marxista-leninista y quisieran vivir en una sociedad planificada por
    ellos siguiendo el molde de la utopía socialista.

    El tercer grupo, muy numeroso, está integrado por los tontos útiles
    –Facundo Cabral los llamaba pendejos– quienes se tragan las fantasías
    socialistas, y aunque sufren hambre y la negación de sus derechos,
    tienen la autoestima tan baja y la inteligencia tan escasa, que aman a
    quienes como Fidel los esclavizan.

    Este de grupo de ingenuos es análogo a esas personas que son violadas
    sexualmente, pero se enamoran de su violador, y llegan a establecer una
    codependencia muy fuerte con quien las humilla.

    Me cuesta entender que personas, supuestamente inteligentes, defiendan a
    un violador de los más fundamentales derechos humanos, solo porque este
    criminal manejaba muy bien la retórica, y mediante sus kilométricos
    discursos, los tenía convencidos que Cuba es el paraíso próximo a
    llegar, y Fidel era el mesías a quien no le dio tiempo de cumplir con su
    promesa celestial.

    Para estos tontos útiles el socialismo tiene características de
    una religión y Fidel era el mesías.

  6. Periódico El Libertario – Anarquismo y movimientos sociales en Venezuela
    https://periodicoanarquia.wordpress.com/2016/11/24/13296.
    Gustavo Rodríguez

    (A la memoria de Marcelo Salinas, Santiago Cobo, Claudio Martínez,Canek Sánchez Guevara y tantos ausentes.)

    “Llamar Revolución al Estado fue sin duda un gran acierto político de la dictadura castrista,
    y aceptarlo a pies juntillas, el más grave error dialéctico (y no sólo) de la izquierda comunista internacional.”
    Canek Sánchez Guevara.

    “Es cierto que el proceso revolucionario cubano ya no es
    más –y no lo es desde hace un buen tiempo– el modelo
    revolucionario por excelencia en esta región del mundo
    ni en ninguna otra; pero continuar guardando silencio es
    significativamente sospechoso de que las lecciones no están
    suficientemente bien aprendidas y que habrá por delante otras
    voces en que las mismas o parecidas voces nos propondrán
    nuevas indulgencias respecto a las concepciones jacobinas,
    vanguardistas y, por último, velada o desembozadamente autoritarias.”
    Daniel Barret (Rafael Spósito).

    Mi primera reacción ante la noticia de su muerte fue el silencio. Inmediatamente después decidí que no escribiríauna sola palabra al respecto. Un suceso tan trivial no mereceni una letra. Además, toda una legión de “cubanólogos” (entre detractores e idólatras) seguramente se aprestan a encargarse de esa tarea en este preciso instante. Prefería dejarle el trabajo sucioa ellos y continuar con el curso de mi cotidianidad. Ninguna muerte es razón para interrumpir la vida, y la de Fidel no es la excepción. Pero mi compañera me convenció de redactar una pequeña nota que, con el avance del nuevo día, se ha convertido en estas líneas intempestivas que engarzo y articulo sin otra pretensión que no sea dejar constancia y ratificar un posicionamiento que no se alinea con la histeria colectiva del oficialismo ni con la de Miami.

    Tras la declaración pública del presidente-general anunciando su deceso, comenzaron a fluir en las denominadas “redes sociales” los mensajes antagónicos. Adoradores y enemigos del difunto ex mandatario prorrumpen apasionados sus emociones. Júbilo y tristeza son los sentimientos que se asignan los más efusivos protagonistas al derredor de este acontecimiento. Duelo o celebración la disyuntiva.Como alguien comentara sabiamente: “tal parece que han muerto dos hombres con idéntico nombre, el mismo día y a la hora exacta”.

    La hiperreaccióntambién era predecible. En la Isla, hoy se emprende un desfile interminable de dolientes, comienzan las largas colas de despedida y los eternos discursos alabadores,principia el reacomodo oportunista y continúan los chistes y las críticas en voz baja. Y no podía ser de otra manera. En la Isla esa ha sido la realidad por más de medio siglo: desfiles interminables, largas colas, discursos alabadores, reacomodos oportunistas y el cobarde susurro crítico. En Miami, una conga multitudinaria tomó la Calle 8 por asalto celebrando la muerte del tirano. Tampoco se esperaba otra respuesta. Miami es una gran conga, una comparsa perpetua, una fatalidadde exilio consumado y consumista.

    Todos proceden como si el cuerpo inanimado del mítico comandante aún estuviera calentito.Pero Fidel no murió anoche. Hace una década que es cadáver. No es fortuito que las cubanas y cubanos de a pie le bautizaran con el mote del “insepulto”. Su muerte se consumó en el momento en que se vio obligado a demitir como César insular y pasar el cetro y los poderes absolutos a su hermano menor, no sin antes “dejarlo todo atado y bien atado” de acuerdo a los usos y costumbres de esta infame casta. Desde entonces quedó postrado tras bambalinas, limitando su actuación a las esporádicas apariciones públicas donde cada vez hacía más evidente su fulminante decrepitud y su senil incontinencia. Sin embargo, con su nombre se continuaron firmando “reflexiones” –como si se tratase de Corín Tellado– ante la indiferencia casi unánime de la mayoría de los cubanos y la incredibilidad de quienes constataban que “no checaba el número con el billete”.

    Aquél Coloso infalible, omnipresente y omnipotente, el señor de la Isla, el patrón del cementerio, el dueño de los caballitos, el gran cirquero, el mago audaz y efectista que ordenó a un colombófilo el entrenamiento secreto de tres palomasblancas para que alguna se posara en su hombro durante su primer discurso frente a la mirada atónita de miles de cubanos que advertían las bendiciones y el buen augurio, nada más y nada menos, que del “Espíritu Santo”. El arrogante gigante verdeolivo, capaz de convertir al país en una monumental trinchera, de inseminar vacas, cambiarle el rumbo a los huracanes, y decretar la siembra de café en los jardines. Ese orador impenitente que podía pronunciar discursos interminables donde se daba el lujo de hablar y hablar y hablar durante horas –gracias a una sonda que invisibilizaba el desempeño natural de su vejiga– e inventar cifras y estadísticas que al otro día obligaba a cambiar en todos los censos y registros oficiales. Ese todólogo empedernido que no dudo en sentar cátedra sobre arte, biotecnología, baseball, arquitectura contemporánea, heladería, botánica, boxeo, hermenéutica e ingeniería nuclear. El Padre insomneque nunca vaciló en adiestrarnos en la preparación del agua tibia, en las mil y una maneras de colar café, en el arte deamarrarnos los cordones y las cuatro estrategias infalibles al momento de botar el doble nueve… ¡Se fue!

    Aún me parece impensable poder expresarme en tiempo pretérito. Pero sí, al fin se fue el gran sepulturero de la Revolución cubana. El triste enterrador de todos los sueños de libertad y autonomía largamente acariciados por muchas generaciones de infatigables revolucionarios. El gran traidor de la Revolución mundial. El discípulo de Sorel, el admirador de Primo de Rivera, el devoto lector de Mussolini, el incansable conspirador de la Legión del Caribe. El megalómano y egocéntrico Duce caribeño ha partido.

    Ha muerto de muerte natural a los 90 años, rodeado de sus familiares e incondicionales, después de resistir incontables intentos de asesinato. Concluyó sus días invicto, igual que José Stalin, Francisco Franco y Augusto Pinochet. No cabe duda que los dictadores saben hacerse siempre de una muralla de acólitos y fieles perros guardianes que evitan a toda costa que las balas libertarias cumplan su cometido.

    Pero finalmente el dictador ha fallecido. Ahora nos toca asesinar al Fidel que todos llevamos dentro. Lamentablemente aún pululan a lo largo de las dos orillas miles de fantoches dispuestos a encarnarlo. La serpiente ha muerto pero le sobrevive el huevo. Fidel ha desaparecido de la faz de la tierra, sin embargo, el fidelismo aún persiste. Ese albur impresentable, ese revoltijo pútrido de oportunismo rapaz, nacionalismo galopante, populismo paralizante, y fascismo guarapero, aún perdura ensombreciendo el presente y amenazando el futuro.

    Hoy resulta impostergable un “corte de caja” que nos permita hacer balance de poco más de un siglo de historia, desde la instauración de la res pública con su inmoral cortejo de generales y doctores, hasta esta ironía de la historia que nos devuelve al punto de partida de un siniestro periplo circular con el legado de un nuevo presidente-general, una casta castrense groseramente enriquecida y el empobrecimiento más desvergonzado de la gente de a pie, particularmente los afrocubanos. Hoy es momento de autocrítica –por muy ñángara que pueda resultarnos la propuesta. Nos toca evaluar nuestro desempeño en esta historia, el papel que hemos jugado uno y cada uno en la puesta en escena de esta lamentable farsa. Aún queda pendiente esta tarea. Los dictadores no caen del cielo, la servidumbre voluntaria los crea y los lleva de la mano al trono.

    Por eso–y otras cosas más–,anoche no pude alzar mi copa gozoso por la muerte del tirano como lo hicieron muchos amigos queridos. Jamás podré brindar por la muerte pero tampoco podré hacerlo nunca a la memoria del Coma-andante. Anoche me empiné hasta la última gota un majestuoso mezcal a la salud de nuestra memoria. Sí, brindé porque no perdamos nunca la memoria. ¡Porque no olvidemos nunca este medio siglo de atropellos y miedo! ¡Porque nunca más reaparezcan en la Isla Fideles, Machados ni Batistas! ¡Porque no tengamos que sufrir jamás en el mundo Castros ni Francos ni Videlas ni Pinochets! ¡Porque los cubanos aprendamos la lección y empecemos a pensar por nosotros mismos y dejemos de ser los tontos útiles repetidores de consignas de los mandarines de La Habana, los jerarcas de Washington o los cuervos del Vaticano!

    Créanme, anoche brindé con toda mi pasión por la vida, por esa posibilidad remota que se abre a una nueva vida con la tardía llegada de esta muerte anunciada. Una nueva vida que nos tocará construir colectivamente a todos los cubanos y cubanas de a pié, sin tener que pedir permiso, sin arquitectos mesiánicos ni diseños pre-enlatados; sin “hombres fuertes” que nos impongan el camino; sin “padres” insomnes (amorosos o castradores) que velen nuestros sueños y nos traten como niños; sin patriarcas que nos exijan sempiternos sacrificios para sostener sus tronos de difuntos y oprobios; sin líderes ni pastores que nos guíen al barranco.
    También brindé anoche con todos mis compañeros ausentes –¡con esa caterva de fantasmas entrañables!– y chocamos nuestras copas porque esa suerte de nacional-socialismo bananero que aún nos oprime desaparezca para siempre de un plumazo y se convierta pronto en el vago recuerdo de una larga y angustiosa pesadilla. Ojalá mis nietos –esa china hermosa y ese árabe de ojos grandes– y mi querido Darío y las y los que faltan por llegar a alegrarnos la existencia, algún día no sólo puedan ver con sus propios ojos todos estos deseos hechos realidad sino que además, contribuyan a forjar con sus tiernas manos ese mundo nuevo que llevamos en nuestros corazones. ¡Salud!

    [Escrito el 26 de noviembre de 2016.]

  7. No comparto los extremos porque dividen, enfrentan y debilitan tanto a los pueblos, que los vuelve propensos a una serie de males, entre ellos los denigrantes indicadores sociales, la dependencia a los recursos naturales y al sometimiento a los intereses elitistas. En todo caso, interesante hubiese sido ver un justo mano a mano entre el socialismo & comunismo Vs. capitalismo & neoliberalismo, sin blockeos, sanciones, asesinatos de líderes, desestabilizar al oponente, etc., a punta de producción propia, con los indicadores sociales y la no dependencia a los recursos naturales como trofeo.

    Inclusive sería interesante, lo utópico de que en un mismo país, hubiesen espacios de territorio en donde desenvuelvan sus vidas sólo socialistas y en otro espacio sólo capitalistas, mútuamente respetándose sus ideologías, leyes y resultados, con apertura al intercambio de residencias, a voluntad y en libertad, conscientes de que los dos territorios forman un sólo país. Posiblemente eso no sucede en la práctica porque habría libertad de elección para el pueblo, mutua superación por competencia y eso no conviene a los parásitos y depredadores en merodeo, que no faltan.

    Pero aún más interesante sería un justo mano a mano entre sistemas de poder, entre gobernantes, el 1% & 99% gobernados Vs. democracia directa o participativa, el 100%, todas y todos gobernantes, al menos de si mismos. Que si un pueblo llegase a experimentar esa posibilidad, en donde permanentemente opera la voluntad de las mayorías y el talento colectivo actualiza todo lo que haya que actualizar, apuesto mi resto a que no en 2 o más, en un solo período y en adelante, ese pueblo, bajo ningún concepto va a tolerar gobernantes y eso esta mas viable y cercano.

    Saludos buscadores de lo utópico, la libertad, educación, justicia, salud, talento, bienestar, …

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *